Campañas, Datos y Infografías, ETN Violaciones, Informaciones sobre violaciones, Recursos

Chevron y la impunidad corporativa

Global Campaign

El caso Chevron en la Amazonía ecuatoriana, promovido por la Unión de Afectad/as por Chevron Texaco (UDAPT), es la prueba de cómo funciona la arquitectura de la impunidad de las empresas transnacionales en todo el planeta.

 

Ver en este enlace las actividades del Día Global Anti-Chevron 2021

 

 

 

 

Después de 25 años de juicio, la sentencia que obliga a Chevron (antes Texaco) a pagar 9.500 millones de dólares destinados a la reparación del desastre ambiental, a pesar de haber sido ratificada en todas las instancias judiciales de Ecuador, no ha sido ejecutada. Para evitar su cumplimiento, Chevron retiró todos sus activos de Ecuador. Ante ello, los/as afectados/as tuvieron que recurrir a cortes extranjeras (en Argentina, Brasil y Canadá) para homologar y ejecutar la sentencia, sin éxito hasta ahora. Mientras tanto, decenas de miles de afectados/as continúan sufriendo serios impactos en la salud. Las  muertes con cáncer son 130% más frecuentes y con un riesgo de mortalidad 260% más alto que en otras zonas del Ecuador. En el suelo, continúan las más de 880 fosas llenas de crudo que dejó Texaco, los ríos siguen llenos de sedimentos de hidrocarburos y contaminados por los derrames de crudo en la Amazonia, una de las regiones las más ricas en biodiversidad del mundo. Desde hace más de 40 años, estos impactos no han sido adecuadamente remediados. El crimen corporativo continúa.

 

Peor aún, en 2009, Chevron demandó al Estado ecuatoriano ante la Corte Permanente de Arbitraje de la Haya, activando el mecanismo de solución de disputas inversor-Estado (conocido como ISDS). La petrolera pidió, además de una compensación económica, que la Corte interfiriera en el propio sistema ecuatoriano de justicia. En agosto de 2018, el panel de arbitraje falló en favor de Chevron, condenando a Ecuador a pagar una suma aún desconocida a la transnacional. Ordenó además al Gobierno ecuatoriano que evite que se ejecute la sentencia de los tribunales ecuatorianos. Ecuador planteó una acción de nulidad del laudo ante el sistema judicial holandés, que no fue rechazada en primera instancia. Pero Ecuador puede aún apelar esta decisión.

 

En caso de aplicar el Gobierno este laudo arbitral, estaría  violando su propia constitución, anulando los derechos de las 30.000 personas afectadas y favoreciendo abiertamente los intereses de Chevron. Esta decisión establecería por tanto un peligroso precedente a nivel internacional que podría incitar a otros tribunales de arbitraje similares a situarse por encima de los tribunales nacionales de justicia, socavando los fundamentos del Estado de derecho.

 
Cronología del juicio

 

  • El 3 de noviembre de 1993, instaura el litigio legal contra Chevron (antes Texaco). La demanda fue planteada en nombre de 30 mil afectados/as campesino/as e indígenas de la Amazonía ecuatoriana, en la Corte de los Estados Unidos.
  • El 16 de Agosto de 2002, por la presión de la petrolera, la Corte de Apelaciones de Nueva York, envió el caso a Ecuador. Los demandantes presentaron el caso nuevamente el 7 de mayo de 2003 en la Corte Superior de Nueva Loja (Lago Agrio)
  • El 14 de febrero de 2011, Chevron fue sentenciada a pagar 9.500 millones de dólares estadounidenses destinados a reparar los daños ambientales, culturales y sociales causados en la Amazonía ecuatoriana entre 1964 y 1992.
  • El 12 de noviembre de 2013, la Corte Nacional de Justicia (Corte Suprema) de Ecuador, ratificó unánimemente la sentencia por los daños causados por Chevron y su obligación de pagar 9.500 millones de dólares.
  • El 4 de septiembre de 2015, siete jueces de la Corte Suprema de Canadá decidieron aceptar la jurisdicción para llevar el “proceso de ejecución” en Canadá, acatando la legitimidad de la decisión de la Corte Suprema del Ecuador sobre Chevron. Esta decisión representó una gran esperanza para las comunidades indígenas de la Unión de Afectado/as por Chevron – Texaco en Ecuador (UDAPT) de que la justicia podría ser alcanzada.
  • El 31 de octubre de 2017, la Corte de Apelaciones de Ontario desestimó la demanda de Chevron para ordenar que los costos de seguridad fueran pagados por las comunidades afectadas.
  • El 23 de mayo de 2018, la Corte de Apelación de Ontario rechazó la demanda de los/as afectados/as, bajo el argumento de que Chevron Canadá era una empresa autónoma e independiente de Chevron matriz y que, por lo tanto, no tenía ninguna obligación con la justicia ecuatoriana, rechazó la demanda de los/as afectados/as. Esto representó un golpe más para lo/as afectado/as, que presentaron un recurso.
  • El 27 de Junio de 2018, la Corte Constitucional de Ecuador, rechazó la Acción de Protección interpuesta por la empresa transnacional Chevron ratificando la sentencia en su contra. Con ese veredicto Chevron no tiene más instancias para apelar el caso.
  • El 30 de agosto de 2018. La Corte Permanente de Arbitraje de la Haya emitió un laudo favorable a Chevron.  Ecuador planteó una acción de nulidad del laudo ante el sistema judicial holandés.
  • El 4 de abril de 2019, la Corte Suprema de Canadá, rechazó admitir a trámite el recurso presentado por las comunidades afectadas por Chevron – antes Texaco – en la Amazonía ecuatoriana.
  • El 16 de septiembre del 2020 un tribunal de primera instancia de la justicia holandesa emitió una sentencia en la cual niega el recurso de nulidad planteado por el Estado ecuatoriano. 
  • El 16 de diciembre de 2020 Ecuador aceptó apelar la sentencia para lograr la nulidad del laudo.

 

El 11 de diciembre de 2020, en solidaridad con decenas de miles de afectados por el mayor desastre ambiental que ha impactado a la Amazonía ecuatoriana, más de 240 organizaciones, redes, movimientos, y sindicatos, en representación de más de 285  millones de personas a nivel internacional, pidieron al Gobierno de Ecuador que apele ante la justicia holandesa el laudo arbitral que favorece a la petrolera Chevron. Ver su carta aquí

 

#ChevronNuncaMás  #NoISDS  #BindingTreaty  #StopISDS

 

Más información:

 

Chevron ha sido denunciada por impactos en otros países

“La mayoría de los conflictos se sitúan en parajes naturales con alta biodiversidad (v.g. Amazonas, Montañas Rocosas, Isla de San Andrés, Delta del río Niger). Además, la empresa ha sido denunciada por derrames de petróleo (Frade en Brasil, 2011), intoxicación crónica de niños en Karachaganak (Kazakhstan, 2014), y criminalización del disenso (por ejemplo en Indonesia)”.

Más información: https://ejatlas.org/featured/chevronconflicts

 

En Argentina  

Chevron inauguró la era del fracking. En 2013 en un pacto secreto, del cual aún no se conoce todo el contenido, ingresó a Vaca Muerta de la mano de la estatal YPF. El día de la aprobación de la norma que habilitaba esa explotación hubo una extensa represión policial contra la protesta de unas cinco mil personas que se oponía a ese avance petrolero. La jornada terminó con un herido de bala de plomo y la sanción de la ley. Esa noche desconocidos quemaron algunas casas de la comunidad Mapuce Campo Maripe en el territorio en donde posteriormente Chevron e YPF perforaron 470 pozos. Explosiones, derrames, accidentes y persecución a los pueblos originarios son parte del avance de Chevron en el país.

Más información: http://www.opsur.org.ar/blog/2016/09/13/linea-de-tiempo-sonora-del-acuerdo-ypf-chevron/

 

Vínculos con la crisis climática  

Las empresas petroleras como Chevron tienen una fuerte y directa responsabilidad en el cambio climático, que tiene hoy por resultado cientos de miles de víctimas, la expulsión de millones de personas de sus hogares, lo/as refugiado/as climáticos/as, además de que precipita al planeta entero a la mayor crisis ambiental conocida.

Más información: http://climateaccountability.org/carbonmajors.html

 

ISDS: el mecanismo de la impunidad corporativa

Para asegurar su impunidad en Ecuador, Chevron usa el mecanismo ISDS. El sistema de solución de disputas inversor-Estado (ISDS por sus siglas en inglés) está incluido en miles de tratados internacionales. Este mecanismo permite a los inversores extranjeros demandar a los Gobiernos ante tribunales internacionales si consideran que los cambios introducidos por estos en las políticas públicas —incluso los concebidos para proteger el medioambiente o la salud— afectan sus ganancias. Estas demandas eluden las cortes nacionales y son escuchadas por tres abogados privados que tienen el poder de decidir qué es más importante, si los beneficios privados o el interés público. En todo el mundo, los tribunales que se basan en el mecanismo inversor-Estado han garantizado ganancias multimillonarias a las empresas transnacionales a costa del interés público.

 

 

En todo el mundo, miles de personas luchan contra los ataques corporativos realizados gracias a ISDS.  Algunos gobiernos están rechazando el mecanismo y terminando sus tratados. En otros países, las comunidades afectadas y las organizaciones de la sociedad civil están liderando la lucha para poner fin a los tribunales privados injustos y asegurar que las personas afectadas tengan acceso a la justicia. En Europa, cientos de organizaciones lanzaron una campaña en 2019 y 847.000 personas apoyaron su llamado.

Más información: https://stopisds.org/es/

 

Las comunidades afectadas, agrupadas en Unión de Afectado/as por Chevron-Texaco en Ecuador (UDAPT) siguen firmes en su lucha para poner fin a la impunidad corporativa y acceder a la justicia. Luchan también por el Tratado Vinculante de la ONU sobre empresas transnacionales y derechos humanos.

 

Also available in: Inglés