Campañas, Declaraciones

¡Abran las fronteras! ¡Detengan la guerra contra las personas inmigrantes y refugiadas!

Global Campaign

Una Carta Abierta a:

Ursula von der Leyen, Presidente de la Comisión Europea                                                   

Charles Michel, Presidente del Consejo Europeo                                                              

David Sassoli, Presidente del Parlamento Europeo European Parliament                                                    

Responsables de los Estados Miembros

 

¡Abran las fronteras! ¡Detengan la guerra contra las personas inmigrantes y refugiadas!

¡Migrar y buscar refugio es un derecho humano!

 

Estos son tiempos de amenazas masivas a la vida humana y a los derechos humanos. Nosotros, los abajo firmantes, llamamos su atención sobre las demandas que concluyeron la audiencia de Bruselas del 45º Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) en abril de 2019, incluso cuando protestamos y rechazamos fuertemente contra la política de continuar con la militarización de las fronteras de Europa. Este fue el mensaje del 3 de marzo de Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, cuando declaró en la frontera Greco-Turca: «Nuestra primera prioridad es asegurarnos de que se mantenga el orden en la frontera exterior griega, que también es la frontera europea».

 

Von der Leyen estuvo acompañada por el Presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, y por David Sassoll, Presidente del Parlamento Europeo, que se hizo eco de su sombrío mensaje a los miles de personas migrantes y refugiadas, a las que se les niegan sus derechos humanos fundamentales. En vista de que el acuerdo UE-Turquía de 2016 se estaba deshaciendo, la dirección combinada de la UE sólo podía hacer un relato de fronteras militarizadas reforzadas, 700 millones de euros y un apoyo acrítico a las fuerzas griegas que utilizan gas lacrimógeno en tierra y munición real en el mar en sus esfuerzos por hacer retroceder a los migrantes y refugiados desprotegidos.

 

Durante estos primeros días de marzo de 2020, estamos siendo testigos de flagrantes violaciones de los derechos humanos de los migrantes y refugiados en las fronteras de Europa con Turquía, acompañadas de violencia militarizada llevada a cabo por las fuerzas griegas, así como de la declaración de Frontex de una nueva escalada de intervención. Mientras tanto, los migrantes y refugiados están bajo un ataque extremo de los guardias griegos y los fascistas nazis en la isla de Lesbos.  Este fin de semana (el marzo 7-8), el Centro de Servicios de la Cruz Suiza se quemó hasta los cimientos en lo que se sospecha que fue un incendio provocado.

 

Esta situación no es nueva para nosotros – pero es un nuevo nivel de fracaso de la política europea. Hemos acompañado de cerca el desplazamiento forzado masivo de niños, mujeres y hombres en las fronteras de Europa, en el mar y en el desierto. En el proceso del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), convocado conjuntamente por 500 organizaciones de toda Europa desde mediados de 2017 hasta abril de 2019, hemos visto una política de necropolítica «dejarlos morir» de las instituciones de la UE y de los Estados miembros que ha resultado en miles de muertes o detenciones forzosas en campos y centros de detención en condiciones inhumanas dentro y fuera de las fronteras de Europa.

 

Basándose en cientos de testimonios, relatos de testigos oculares e investigaciones exhaustivas, el TPP ha llamado a la situación «crímenes contra la humanidad y crímenes del sistema».  En vista de esto, y de la actual escalada de lo que llamamos una guerra contra los pueblos migrantes y refugiados en las fronteras de Europa,

 

Hemos reiterado nuestra solidaridad y movilización en el Manifiesto de Solidaridad (con más de 100 firmas de movimientos y organizaciones) y pedimos a las autoridades responsables que se pongan fin de inmediato a la:

  • Las violaciones sistemáticas de los derechos humanos fundamentales -a la vida, a la dignidad, al trabajo, a la salud, a la búsqueda de un futuro- que sufren los pueblos refugiados y migrantes en sus viajes de desplazamiento forzoso, tanto en las fronteras como dentro de la Fortaleza Europa.
  • Las políticas de la Comisión Europea y de los Estados miembros sobre – cero posibilidades de vías regulares de migración; externalización y securización de las fronteras y acuerdos como el UE-Turquía, Italia-Libia, detención generalizada de migrantes y pueblos refugiados; práctica de necropolíticas que prohíben el rescate marítimo.
  • Penalización de los migrantes, los refugiados y los agentes sociales que, individual y colectivamente, ejercen prácticas y responsabilidades de solidaridad con los migrantes y los refugiados.
  • Estructuras racistas, patriarcales y autoritarias que afianzan la discriminación, la xenofobia y la islamofobia y generan un entorno hostil que permita la violación de los derechos humanos de los pueblos migrantes y refugiados.

 

Enlace al Manifiesto

 

Contacto para firmas: migrantplatform@gmail.com 

Also available in: Inglés Francés